Un mundo de posibilidades hacia un futuro prometedor


Bridge to Employment Puebla es un programa que despierta vocaciones en las juventudes y fortalece habilidades que les permiten perseverar en el logro de sus metas y les motivan a estudiar carreras STEAM. ¡Conócela!



En México, la deserción escolar es uno de los principales problemas que enfrenta la juventud. De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), las principales causas de no asistencia a la Educación Media Superior son 1) falta de interés, aptitud o requisitos para ingresar a la escuela, y 2) el abandono de sus estudios por trabajar para apoyar en los gastos del hogar. Aunado a esto, en México muchos jóvenes carecen de acceso a la orientación que necesitan para tomar decisiones informadas sobre su futuro.


Para revertir esta situación, Servicios a la Juventud A.C. (SERAJ) implementa desde hace dos años el programa Bridge to Employment Puebla (BTE), por medio del cual las y los jóvenes reciben apoyo para finalizar su preparatoria y motivarse a continuar sus estudios universitarios, desarrollar su potencial académico y elevar sus ambiciones profesionales mediante estrategias que apuntalan su rendimiento y les motivan a aspirar a numerosas posibilidades para su futuro.


Esta es una iniciativa de Johnson & Jonhson (J&J) que es implementada en Puebla en alianza con Janssen Cilag (filial local de J&J), FHI 360, el Colegio de Bachilleres del Estado de Puebla (COBAEP) Plantel 18, la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla y la Universidad Tecnológica de Huejotzingo.


A la fecha 48 estudiantes de educación media superior -24 hombres y 24 mujeres- reciben acompañamiento académico y vocacional durante su bachillerato con el fin de impulsarles a continuar sus estudios universitarios, sobre todo en carreras relacionadas a los campos de la ciencia y la salud y/o STEM²D (ciencia, tecnología, ingeniería, matemáticas, fabricación y diseño). Con el objetivo de desarrollar su interés laboral, las y los jóvenes fueron invitados a charlas con profesionistas, visitaron la planta de Janssen Cilag, presenciaron una cirugía virtual y fungieron como sombra en el trabajo para conocer más sobre las jornadas laborales. También participaron en actividades que les permitieron fortalecer sus habilidades para la vida y contribuir al desarrollo de sus comunidades, y adicionalmente pudieron contactar, de manera virtual, a jóvenes que como ellos participan en otras sedes internacionales de BTE.


BTE Puebla promueve el desarrollo de las y los jóvenes nutriendo su talento, innovación, creatividad y competitividad. “El BTE es un programa de apoyo y formación que nos impulsa a seguir estudiando y nos orienta y acerca a diferentes carreras. El programa me acercó y me hizo ver el área de la salud de otra forma, ya que esta área personalmente no me interesaba. Después de 2 años el programa me ha ayudado a seleccionar mi carrera de interés, la cual es químico-farmacobiólogo”, comentó Rubén, uno de los jóvenes participantes en el programa.


El programa BTE me ha orientado en la elección de mi carrera, me ha ayudado a sentirme segura en la toma de decisiones y a no desistir de las ideas que tengo. Con lo que nos han platicado los voluntarios de J&J de sus experiencias y profesiones he tenido más información que me ha llevado a investigar a fondo qué es lo que quiero y me está ayudando a tomar una gran decisión y sentirme segura de lo que me apasiona y lo que quiero ser en la vida.”

Valeria, 17 años


Las estrategias implementadas también han permitido a las y los jóvenes participantes generar confianza en sus habilidades, descubrir todo de lo que son capaces y les han brindado razones para esforzarse, para mantenerse motivados y perseverar en el logro de sus metas. Para Gabriela Hernández, responsable de proyectos de la Sede Puebla de SERAJ, lo más gratificante es presenciar cómo las y los jóvenes se autodescrubren. "Al acompañar a los estudiantes durante los tres años de su bachillerato con el programa BTE, hemos tenido la oportunidad de ver cambios en lo académico, lo profesional y en el fortalecimiento de sus habilidades socioemocionales. BTE incita a las y los jóvenes a conocer sus capacidades y posibilidades y, por lo tanto, les permite elevar sus aspiraciones y sentirse apoyados y motivados para continuar sus estudios”, precisó Gabriela.