top of page

Estrategia de empleabilidad #PorLasJuventudes


En México, las personas jóvenes enfrentan diversas realidades que vulneran su derecho al trabajo digno: padecen el doble de desempleo y tienen mayor precariedad laboral. Estos factores se han agudizado con las medidas de contención implementadas en el contexto de la pandemia del COVID-19.



A continuación te compartimos algunos datos de contexto sobre las juventudes en México:



Estar fuera del sistema educativo y sin empleo coloca a las y los jóvenes en una situación de vulnerabilidad que les impide tener una participación activa, tanto en el contexto educativo como en el socio-económico. Por lo tanto, quedan expuestos a factores de riesgo como la exclusión laboral, social y educativa, así como a actividades delictivas, prácticas sexuales riesgosas, adicciones, entre otros.


Ante esta situación, Servicios a la Juventud A.C. (SERAJ) con el financiamiento de Nacional Monte de Piedad y otros aliados, implementó la estrategia #PorLasJuventudes, la cual tiene como objetivo promover el acceso al mercado laboral y mejorar la empleabilidad de mujeres y hombres jóvenes de 17 a 29 años que viven en condiciones de vulnerabilidad en Ecatepec, Puebla, Zona Centro de la Ciudad de México, y Zona Metropolitana de Monterrey. La estrategia incluye un programa que busca fortalecer sus habilidades y competencias y vincularles a opciones de empleo y/o educación; a la par, promueve la creación de una red de empleadoras/es comprometidas/os a ofrecer más y mejores oportunidades para las personas jóvenes, con el fin de contribuir a su desarrollo personal, económico y social y al crecimiento sólido e inclusivo de la economía nacional y la reducción de la pobreza.


Para lograr el objetivo de la estrategia implementamos durante un año -del 5 noviembre de 2021 al 5 de noviembre de 2022- dos modelos:

  1. Centros Jóvenes con Rumbo, dirigido a jóvenes desocupados.

  2. Conexión entre el Aula y el Trabajo, dirigido a estudiantes del último año de bachilleratos tecnológicos.


Durante estos doce meses, 185 jóvenes (90 hombres y 95 mujeres) participaron en la estrategia y recibieron acompañamiento en la elaboración de su Plan de Vida Personal. Entre ellos y ellas:


  • 84% se encuentra ocupado (en la escuela, en el trabajo y/o en prácticas laborales).

  • 40% accedió a un empleo digno.

  • 2% se autoempleó en un trabajo digno.

  • 30% mejoró sus condiciones de trabajo.

  • 30% incrementó su ingreso mensual neto.

  • 173 de ellas y ellos mejoraron sus habilidades para la vida.

  • 92 concluyeron alguna competencia técnica que favorece su inserción a trabajos dignos.

  • 132 desarrollaron habilidades STEM.

  • 173 desarrollaron habilidades para la búsqueda de empleo.

  • 173 fortalecieron habilidades de educación financiera y/o planeación personal.


Estos datos nos alientan a continuar trabajando para construir alianzas que nos permitan generar oportunidades y detonar el potencial de las y los jóvenes en favor de su bienestar personal, familiar y comunitario.





bottom of page