“Me siento orgullosa de mí”, el sueño del proyecto Maternidad y Juventud: Derechos para Todas


“Cuando me enteré de SERAJ sentí que era mi oportunidad para volver a despertar mis anhelos y metas que había abandonado. Mi vida dio un giro. Al principio fue algo difícil ver a mi hija llorar cuando me tenía que ir al Centro de Juventud, me sentía culpable, otras veces mi mamá no me la podía cuidar y me la llevaba conmigo. Hoy me siento muy orgullosa de mi .


Ésta es la experiencia de Diana, joven de 19 años quien tiene una hija de 3 años, y a quien su participación le ha ayudado a descubrir su pasión por la edición multimedia y su liderazgo para resolver problemas de su comunidad.


En México, las mujeres jóvenes representan más del 50% de la población del país y enfrentan una brecha de género del 30% respecto a los hombres, entre otras cosas, para acceder a un trabajo, en un contexto donde el desempleo por sí mismo ya deja estragos entre las y los jóvenes.


La desigualdad está presente también en las condiciones laborales, ya que dos terceras partes de las mujeres que perciben un salario reciben el ingreso justo para cubrir las necesidades básicas de un hogar compuesto sólo por dos personas. Además de que 70% de las personas sin ingreso propio son mujeres; la principal razón es que más de la mitad se dedica al trabajo doméstico no remunerado y que 4 millones de mujeres jóvenes que integran estas cifras dejan de asistir a la escuela a temprana edad.


En agosto del año pasado, en alianza con Fundación Dibujando un Mañana A.C., Servicios a la Juventud A.C. (SERAJ) inició la implementación del proyecto Maternidad y Juventud: Derechos para todas, con el fin de contribuir al desarrollo de mujeres jóvenes de entre 16 y 21 años que son madres, prioritariamente quienes viven en contextos de pobreza y exclusión.

Para ello, SERAJ se ha dado a la tarea de fortalecer el modelo de los Centros de Juventud (CEJs) para responder a las necesidades de concretas de las mujeres jóvenes que son madres, particularmente les permitirá fortalecer habilidades y competencias, acceder a oportunidades, cumplir sus proyectos de vida y ejercer sus derechos; mejorando su calidad de vida y la de sus hijas e hijos.


Diana Hernández, participante del programa Jóvenes con Rumbo en Monterrey.



Hoy en día, el proyecto ya ha tenido logros significativos. El primero de ellos es que pudimos escuchar a 20 jóvenes madres que participan en los CEJs de Ecatepec, Estado de México y Monterrey, Nuevo León, para comprender su contexto y entender sus necesidades, conociendo las dinámicas de sus hogares, la realidad de sus comunidades y sus retos.


Con este aprendizaje se pudo estudiar, con enfoque de Derechos de Niñas, Niños, Adolescentes y Jóvenes, la realidad de los Centros de Juventud, para hacerlos espacios aún más inclusivos. También se pudieron elaborar dos directorios locales con 35 instituciones especializadas en Monterrey, con la finalidad de formar redes que den soporte a las mujeres, niñas y niños que lo necesiten.


Otra de las actividades fundamentales fue el taller de crianza positiva en el que participaron las y los educadores de SERAJ. Durante la sesión ellas y ellos pudieron sensibilizarse sobre las necesidades de la primera infancia y reflexionar sobre el rol de las madres, padres y cuidadores en el desarrollo de niñas y niños. Y se elaboraron materiales didácticos para el trabajo con las jóvenes.



“Aprendí cómo influye el trato hacia los menores desde sus primeros meses de vida y algunas acciones que pueden apoyar este proceso”, comentó Fernanda Reyes, educadora del CEJ Monterrey, quien participó en el taller, el cual actualmente ellas y ellos están preparando para que sea replicado con las jóvenes madres. Además, la capacitación dio nuevas herramientas para el acompañamiento individual que se tiene con cada una de ellas en los diferentes programas.


La mayor satisfacción del equipo en lo que va de este proyecto es que, escuchando las necesidades de las jóvenes, y de las niñas y niños, SERAJ sigue apostando por una sociedad más justa e incluyente, y ha fortalecido un modelo de acción replicable con el que busca inspirar a otros miembros de la sociedad civil ¿Habías reflexionado sobre la importancia de tener herramientas para la maternidad?


Entradas Recientes

Ver todo