Las juventudes pueden aspirar a un futuro lleno de oportunidades

55 jóvenes entre 18 y 29 años forman parte de la primera generación de la Preparatoria Jóvenes con Rumbo en Ecatepec, programa que les ofrece una segunda oportunidad para realizar sus proyectos personales y profesionales



El empoderamiento de las personas jóvenes implica creer que son capaces de lograr todo lo que se proponen. Cuando son expuestas a oportunidades, herramientas e ideas inspiradoras que les permiten reconocer sus capacidades, su autodeterminación y construir su confianza, pueden lograr todo lo que se propongan.


En México viven 30.7 millones de personas jóvenes entre 15 y 29 años, de las cuales, según datos del INEGI, 11.3 millones tienen educación trunca, 12.1 millones se encuentran en desventaja laboral y poco más de 650,000 se ven obligadas a abandonar la Escuela Media Superior cada año, lo cual se ha agravado aún más como consecuencia de la pandemia por COVID-19.


Ante este panorama, en Servicios a la Juventud A.C. (SERAJ) somos conscientes de que necesitamos continuar brindando oportunidades y tejiendo lazos de confianza para empoderar a las juventudes.


Esta motivación nos ha impulsado a promover la Preparatoria Jóvenes con Rumbo, un programa de YouthBuild México A.C. implementado por SERAJ que busca que personas jóvenes con rezago educativo, que por su edad (+18 años) no pueden regresar a la escuela tradicional, sin empleo, y que viven en zonas de alta marginación, tengan la oportunidad de obtener su certificado de bachillerato, de integrarse a un empleo digno y desarrollar habilidades que favorezcan su proyecto de vida personal y sus comunidades.


Para Nahum Torres, coordinador de Preparatoria Jóvenes con Rumbo en Ecatepec, Estado de México, el éxito del programa se debe a que genera espacios de confianza y seguridad en el que la escucha activa es el pilar fundamental.


El programa permite a las personas jóvenes empoderarse, mejorar sus habilidades de toma de decisiones y, al mismo tiempo, generar un plan de vida claro con metas y objetivos alcanzables. Las y los participantes adquieren sus certificados de bachillerato y son motivados a continuar con sus estudios al nivel superior. Reciben capacitación técnica para contar con acceso a nuevas y mejores oportunidades de trabajo y, a la par, se forman en habilidades socioemocionales para fortalecer su confianza y autoestima.


La Preparatoria Jóvenes con Rumbo cuenta con el apoyo de aliados estratégicos como la Fundación Alberto Baillères; el programa Preparatoria Abierta, que ofrece acceso a los participantes a su registro y a materiales de preparación para los exámenes; el Instituto Mexiquense de la Juventud que ha puesto sus instalaciones y aulas a disposición del programa; y Globant México, encargada de facilitar capacitación técnica y charlas inspiracionales para motivar a las y los jóvenes y fortalecer su interés por incorporarse al campo de la tecnología.


“Muchas de las personas jóvenes desconfían en este tipo de iniciativas debido a una idea que constantemente se les reitera: que su futuro se ha truncado por el hecho de haber abandonado la escuela o el trabajo”.

Nahum Torres, coordinador de Preparatoria Jóvenes con Rumbo

en Ecatepec, Estado de México


Para Nahum, es gratificante poder platicar con las y los jóvenes, escuchar sus dudas, y ver cómo expresan su confianza y sus expectativas sobre el programa. "Se dan cuenta que Preparatoria Jóvenes con Rumbo representa un espacio de seguridad para ellos. No se imaginan que dentro de su misma comunidad existan este tipo de programas que apoyan a las juventudes, y mucho menos que existan organizaciones que confían en pueden lograr lo que se propongan”, indicó.


Tal fue el caso de Pamela, participante de 22 años. “Al comienzo del programa Preparatoria Jóvenes con Rumbo tuve muchas impresiones … ya que te ofrecen mucho a cambio de solo poner todo de tu parte, y lo mejor de esto es que cuento con un educador el cual me ayuda en lo que necesito … He aprendido a proponerme metas en cada momento de mi vida”, explicó Pamela.


A pesar de los retos que ha representado poner en marcha un programa por primera vez y en el contexto de una pandemia, esta primera edición de Preparatoria Jóvenes con Rumbo ya tiene resultados que evocan el éxito: 70 jóvenes han iniciado formación en Habilidades para la Vida; 65 completaron su registro de Preparatoria Abierta y 44 se registraron en la iniciativa pública de Jóvenes Construyendo el Futuro. Actualmente, 55 jóvenes continúan en proceso de formación.


“Queremos seguir llegando a muchas más personas jóvenes con el mensaje de que confiamos en ellas y ellos, en que lo pueden lograr. Vemos una buena perspectiva y considero que hay elementos que nos van a permitir replicar el programa Preparatoria Jóvenes con Rumbo en el futuro”, concluyó Nahum.